WEB RANK

17/11/16

#AsuntosInternos

[EL BUFÓN QUE SE VOLVIÓ REY]

Ocurrió lo impensable: ganó Donald Trump. Se veía venir, dicen unos… fueron las circunstancias, afirman otros… el FBI sepultó a Hillary Clinton… Bernie Sanders hubiera sido mejor candidato… ganó el voto blanco… ganó el voto secreto… la culpa fue de los Colegios Electorales, de los milenials que no saben más que atrapar pokemones… se hartaron del stablishment... el verdadero Estados Unidos despertó... Y así ad nauseam.

Aquél que califica al 90 por ciento de los mexicanos de criminales, violadores o narcos y a los musulmanes como terroristas por nacimiento, y que ha jurado construir un muro “hermoso” y "enorme" entre México y Estados Unidos, será el próximo Comander In Chief del país más poderoso del planeta por los próximos cuatro años, ocho tal vez.


A una semana de la noticia que cimbró al mundo y tras la resaca… ¿qué fue lo que pasó?, ¿en qué momento encuestas, sondeos, análisis y estudios que daban la victoria de Hillary Clinton con la mano en la cintura, fallaron? ¿cómo fue que un grotesco tipo que se burla de discapacitados, mujeres y latinos, con una desfachatez que a cualquier otro le hubiera costado su carrera en días, se catapultó hasta la Casa Blanca?. Pregunta.

Respuesta: la Norteamérica excluida, la que su voz no se escucha, la que no sale en MTV y la que no se siente representada pero sí traicionada por el sistema encontró en el vociferante Trump su canal de expresión, su válvula de escape, para recibirlo no como la mejor opción, sino como la única para saludar al Estado con el dedo de en medio.


Al hombre de color naranja le compraron el discurso, literal. Cuando aceptó la nominación republicana prometió el cielo, las barreras y las estrellas a los norteamericanos. Regresarles el orgullo perdido, si es que alguna vez ha ocurrido, cuando son el país que invade todas partes del mundo en nombre de la libertad y la democracia.

Durante su ungimiento como candidato habló de temas sensibles, de ésos que a las madres hacen sollozar, a los hombres inflar el pecho, a los viejos recordar tiempos mejores y a los jóvenes imaginar un ideal. "Ha conseguido que mucha gente responda de una forma que la mayoría de los políticos no sabe hacer (...) ha tocado el nervio central de América", declaró Donald Rumsfeld, ex Secretario de Defensa. Tal vez de ahí radique su poder de palabra. Trump es un hombre de cámaras y reflectores, acostumbrado a hablarle a la gente a la cara, no un político aislado en una burbuja. Él ha estado en campaña toda su vida.


Cuando fue nombrado carta republicana habló de la pobreza de adultos, jóvenes y niños; de déficit presupuestal, de desempleo, de violencia a policías y civiles, de humillación como país al intervernir en guerras extranjeras, del poder del Estado Islámico, del robo de empleos a los americanos, del ataque al consulado estadunidense en Bengazi, donde Hillary Clinton como Secretaria de Estado, dejó morir al propio embajador. “Este es el legado de Obama y Clinton: muerte, destrucción, terrorismo y debilidad”, sentenció el futuro presidente en un discurso de casi dos horas entre eufóricos USA! USA! USA! como grito de guerra.

Podríamos recordar los sondeos de Real Clear Politics, CNN, NBC, CBS, The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, The Daily Mail, Reuters, Forbes; casi todos con la misma línea, la misma consigna: "Clinton aventaja a Trump en 10 puntos", solo faltó Mitofsky para ya de una vez declararla Presidenta. Eso es historia. ¿Desglosar qué fue lo que pasó el 8 de noviembre en una columna? Imposible ¿Hablar de cómo Enrique Peña Nieto lo salvó cuando el mismo Trump ya esperaba el tiro de gracia en las encuestas? Otro tema ¿De que es el nuevo Hitler? Por favor. Más libros, menos Facebook.


Y sí, no nos gusta escuchar que mandamos a los peores mexicanos a Estados Unidos, el principal consumidor de drogas en el mundo, no nos gusta que nos digan que nuestro país no funciona, que el peso cada vez vale menos, que nuestro propio gobierno nos jode peor que cualquier extranjero. ¿Javier Duarte, Guillermo Padrés, Roberto Borge, Humberto Moreira?, ¿y nos preguntamos por qué los paisanos prefieren irse a otro país? Eso es lo que nuestro Gobierno no quiere ver, no quiere escuchar, no quiere aceptar. 

¿No estaría bien que a nosotros también nos regresaran el orgullo y volviéramos a ser dueños de nuestra tierras? ¿México para los mexicanos y no para un grupo de empresarios rapaces que nos explotan como en 1910? ¿Ya les hicieron justicia a los jornaleros de San Quintín que reciben 100 pesos por 12 horas de trabajo?. 

Mientras tanto, el exestrella de televisión que gusta de tentar panochas por ser famoso será el próximo presidente de Estados Unidos. En seco, guste o no. Y como dijo Michael Moore: “habría que correr a los periodistas, analistas y opinólogos que juraron que Donald Trump nunca llegaría a la presidencia porque era una broma de mal gusto”. The End.


[BUSCAMINAS]


  • Trump con carro completo: mayoría en la Cámara de Representantes, de Senadores y de gubernaturas disputadas el 8 de noviembre. También podría nombrar al noveno juez que integra la Corte Suprema de EU. Actualmente son cuatro conservadores y cuatro progresistas, tras la muerte de Antonin Scalia.

  • ¿Julian Assange, fundador de Wikileaks y refugiado desde hace cuatro años en la embajada de Ecuador en Inglaterra acusado de "abusos sexuales", obtendrá su libertad con la nueva presidencia? Esperemos que sí. Es un perseguido político de Barack Obama por revelar altos secretos de Washington.

  • ¿Por qué Trump ha cambiado su discurso beligerante por uno de concordia? ¿Será que sus promesas de campaña solo fueron charadas o es una maniobra para cuando tenga el poder -casi- absoluto a partir del 20 de enero? A saber.

¡HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA!. SIGAN SIENDO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario